miércoles, 28 de mayo de 2014

Bizcocho de limón y semillas de amapola

En mitad de la vorágine de trabajos de estos meses, que todavía nos queda un tiempo, os traigo una receta muy primaveral que se preparara en muy poco tiempo y seguro que os sorprende. Llevaba tiempo buscando una receta de bizcocho de limón, pero pensaba que ninguna cumpliría mis expectativas en cuanto al sabor y esta lo ha hecho. 




La receta la tomé prestada del blog La cocina de Morilands, haciendo algunas modificaciones en los ingredientes pues buscaba que quedara un bizcocho tierno y esponjoso y añadiendo semillas de amapola también a la masa, por el toque crujiente, y por la vista. Las puse a ojo y aunque cuando las eché en la masa parecían suficientes, pero como esta crece una vez en el horno, se reparten, así que la próxima vez añadiré más. 

Sin entretenerme más, vamos con la receta. Es sencilla, incluso fácil de recordar y podemos prepararla a mano o a máquina sin problemas. 

INGREDIENTES (para un molde tipo bundt o un molde de 20-22 cm de diámetro):

  • 200 g de azúcar
  • 1 limón grande (2 si son pequeños o muy medianos)
  • 160 g de margarina Tulipán
  • 3 huevos XL
  • 1 yogur griego (puede ser o no azucarado)
  • 200 g de harina
  • 100 g de harina de maíz (Maicena)
  • 1 sobre de levadura química (Royal)
  • 2 cucharadas colmadas de semillas de amapola (al gusto, incluso opcional si no tenemos o no queremos)

La ELABORACIÓN, paso a paso:

1. Pelamos el limón con cuidado de no coger parte blanca, porque esta amarga. Exprimimos el limón, reservamos. 
2. Trituramos el azúcar con la piel del limón para que se impregne bien el azúcar de todos los aromas. 
3. Batimos la margarina con el azúcar. Cuando se integre, añadimos los huevos uno a uno. 
4. Mezclamos el yogur con el zumo de limón, añadimos y batimos. 
5. Mezclamos la harina, la Maicena y la levadura. Tamizamos, añadimos las semillas de amapola, y agregamos poco a poco a la mezcla, batiendo a poca velocidad. Si fuera necesario, acabamos de mezclar con una espátula para no batir en exceso la masa. 
6. Horneamos. El blog de origen indica 180º, calor arriba y abajo unos 40-50 minutos. En mi horno, lo tuve unos 30 minutos calor solo abajo a 150º (como siempre digo, cada uno tiene que conocer su horno para saber bien cómo funciona). 
7. Cuidado al desmoldar, es un bizcocho muy tierno y puede romperse fácilmente, hay que engrasar bien el molde y cubrir con una fina película de harina para facilitar su desmoldado. 


¡Qué aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario