miércoles, 28 de mayo de 2014

Bizcocho de limón y semillas de amapola

En mitad de la vorágine de trabajos de estos meses, que todavía nos queda un tiempo, os traigo una receta muy primaveral que se preparara en muy poco tiempo y seguro que os sorprende. Llevaba tiempo buscando una receta de bizcocho de limón, pero pensaba que ninguna cumpliría mis expectativas en cuanto al sabor y esta lo ha hecho. 




La receta la tomé prestada del blog La cocina de Morilands, haciendo algunas modificaciones en los ingredientes pues buscaba que quedara un bizcocho tierno y esponjoso y añadiendo semillas de amapola también a la masa, por el toque crujiente, y por la vista. Las puse a ojo y aunque cuando las eché en la masa parecían suficientes, pero como esta crece una vez en el horno, se reparten, así que la próxima vez añadiré más. 

Sin entretenerme más, vamos con la receta. Es sencilla, incluso fácil de recordar y podemos prepararla a mano o a máquina sin problemas. 

INGREDIENTES (para un molde tipo bundt o un molde de 20-22 cm de diámetro):

  • 200 g de azúcar
  • 1 limón grande (2 si son pequeños o muy medianos)
  • 160 g de margarina Tulipán
  • 3 huevos XL
  • 1 yogur griego (puede ser o no azucarado)
  • 200 g de harina
  • 100 g de harina de maíz (Maicena)
  • 1 sobre de levadura química (Royal)
  • 2 cucharadas colmadas de semillas de amapola (al gusto, incluso opcional si no tenemos o no queremos)

La ELABORACIÓN, paso a paso:

1. Pelamos el limón con cuidado de no coger parte blanca, porque esta amarga. Exprimimos el limón, reservamos. 
2. Trituramos el azúcar con la piel del limón para que se impregne bien el azúcar de todos los aromas. 
3. Batimos la margarina con el azúcar. Cuando se integre, añadimos los huevos uno a uno. 
4. Mezclamos el yogur con el zumo de limón, añadimos y batimos. 
5. Mezclamos la harina, la Maicena y la levadura. Tamizamos, añadimos las semillas de amapola, y agregamos poco a poco a la mezcla, batiendo a poca velocidad. Si fuera necesario, acabamos de mezclar con una espátula para no batir en exceso la masa. 
6. Horneamos. El blog de origen indica 180º, calor arriba y abajo unos 40-50 minutos. En mi horno, lo tuve unos 30 minutos calor solo abajo a 150º (como siempre digo, cada uno tiene que conocer su horno para saber bien cómo funciona). 
7. Cuidado al desmoldar, es un bizcocho muy tierno y puede romperse fácilmente, hay que engrasar bien el molde y cubrir con una fina película de harina para facilitar su desmoldado. 


¡Qué aproveche!

lunes, 5 de mayo de 2014

Tarta mousse de queso con relleno de melocotón

Después de dos meses sin publicar vengo con una tarta deliciosa. Muy suave por su textura mousse y la gelatina de melocotón como contraste, aunque no excesivo, en el interior. El bizcocho de la base es magnífico, muy esponjoso y queda húmedo sin necesidad de mojarlo con ningún tipo de almíbar. La decoración es sencillísima, solo con ver una foto de la "flor" montada podía verse cómo se hace, pero como no me costaba nada, hice unas fotos a cada paso del montaje y os lo pongo también, por si os ha gustado la idea. 




Es un poco laboriosa porque conlleva tres elaboraciones: financier, gelatina y mousse pero no cuesta nada de montar y cuando la partimos y queda así de bonita, con lo buena que está, vale la pena el trabajo.




Si queréis una orientación sobre cómo organizaros para tartas de este tipo, podéis preparar un día el financier (bizcocho de almendra de la base) y la gelatina, y al día siguiente la mousse de queso y montar la tarta. También tenemos la opción de prepararlo todo en un día, tan solo tendréis que calcular bien las horas que necesita la gelatina para cuajar (aunque con unas 3 o 4 horas debería ser suficiente si la nevera enfría bien). 

La receta es del blog Petites Sucreries, aunque yo la he adaptado para un molde de 18 cm y he cambiado las fresas por melocotón en almíbar, me apetecía más así. Las cantidades para el financier son las mismas que Julia nos da en su blog, después simplemente lo recorté para que fuera de 16cm (nos comemos los bordes y tan ricamente, ya veréis que bueno). Lo mismo podéis hacer con la gelatina si no encontráis un molde de 16 cm, podéis utilizar cualquier recipiente de esta medida (centímetro arriba o abajo, lo bonito es que sean del mismo tamaño bizcocho y gelatina)

INGREDIENTES (para un molde de 18 cm)

Financier (bizcocho 18 cm):
  • 40 g de mantequilla
  • 60 g almendra molida
  • 150 g clara de huevo
  • 150 g de azúcar glacé
  • 60 g de harina
  • 2,5 g de levadura química

Gelatina de melocotón (16 cm):
  • 400 g de melocotón en almíbar
  • 40 ml del almíbar del melocotón
  • 4 hojas de gelatina

Mousse de queso (18 cm): 
  • 175 g de leche entera
  • 40 g de yema de huevo
  • 15 g de gelatina (en hojas)
  • 360 g de queso de untar
  • 180 g de queso mascarpone
  • 330 g de nata para montar

La ELABORACIÓN, paso a paso:

Financier:
1. Derretimos la mantequilla a fuego medio hasta que esta adquiera un ligero color tostado y desprenda aroma similar al de las nueces.
2. Tamizamos la harina, la almendra, el azúcar y la levadura. 
3. Añadimos las claras, mezclamos hasta obtener una masa homogénea y añadimos la mantequilla. Mezclamos de nuevo. 
4. Dejamos unos 20 minutos en la nevera. 
5. Horneamos (la receta original indica 8 minutos a 230º).

Gelatina de melocotón:
1. Ponemos la gelatina unos 5 minutos a remojo en agua fría. 
2. En una cazuela, a fuego medio alto calentamos los melocotones con el almíbar hasta que estos se ablanden. Podemos ir aplastando un poco la fruta con el tenedor. 
3. Si tenemos batidora de vaso, trituramos hasta que quede una crema muy fina. Si tenemos batidora de brazo y no conseguimos que quede una crema bien fina, podemos colarla. 
4. Devolvemos la crema a la cazuela y añadimos la gelatina poco a poco hasta que se disuelva sin dejar grumos. 
5. Volcamos en el molde (la capa de gelatina debe tener un espesor de 1cm o 1'5cm aproximadamente), dejamos templar y llevamos a enfriar a la nevera. 

Mousse de queso:
1. Ponemos la gelatina unos 5 minutos a remojo en agua fría. 
2. Preparamos una crema inglesa. Para ello, calentamos la leche con el azúcar, cuando rompa a hervir vertemos un poco sobre las yemas y batimos rápidamente. Una vez se atemperen, vertemos las yemas sobre el resto de la leche y removemos constantemente hasta que esta mezcla espese. 
3. Añadimos la gelatina.  
4. Mientras, montamos la nata. No es necesario que quede una nata dura, solo que esté consistente, a mayor dureza, más difícil es que la mousse quede bien homogénea. 
5. Batimos los quesos, añadimos la crema inglesa con la gelatina y una vez integrado añadimos la nata hasta que quede una mezcla uniforme. 

Montaje:
1. En un molde desmoldable ponemos en el centro el financier. 
2. Cubrimos con una capa de la mousse (aproximadamente entre 0'5 y 1cm).
3. Colocamos la gelatina en el centro. 
4. Cubrimos con el resto de la mousse y dejamos enfriar. 
5. Decoramos como más nos guste. Yo hice una especie de flor con laminas de melocotón. Os dejo a continuación una imagen del montaje. 



Espero que os animéis con ella igual que yo cuando la vi publicada en el blog de Julia.

¡Salud y qué aproveche!