martes, 27 de marzo de 2012

Pizzas.


        Esta semana toca receta salada. Por un lado, la clásica pizza de jamón, bacon y queso y, por otro, una un poco más elaborada con queso brie, cebolla caramelizada y algo de jamón también. Hace unos cuantos findes nos atrevimos con la masa de pizza. ¡Yo! Que nunca había amasado nada (más allá de las galletas) y que además lo veía supercomplicado con los levados y demás, pero todo resultó mucho más fácil de lo que esperaba. Lo primero fue buscar una receta que resultara adecuada a mi experiencia y los recursos de los que disponía: nada de horno de piedra ni ingredientes raros… después de mucho buscar me decanté por esta receta de Directo al paladar que seguí al pie de la letra salvo en la recomendación de usar semolina para el amasado. 
                INGREDIENTES
                200 gr. Agua
                 300 gr. Harina, nosotros compramos la “especial pizza” de Carrefour y no dio mal resultado.
                 ½ cucharadita de sal
                20 gr. levadura fresca
                15 gr. aceite de oliva virgen extra
                PROCESO
1.       Mezclamos la harina con la sal.
2.       Mezclamos la levadura con el agua un poco tibia.
3.       Hacemos un volcán con la harina y añadimos en el centro la mezcla de agua y levadura y el aceite de oliva.
4.       Mezclamos bien con un tenedor hasta que se desprenda del recipiente y lo pasamos a una superficie enharinada.
5.       Para el amasado os dejo de nuevo el enlace de la web porque ya os digo yo que ellos lo explican mejor y además con documentos gráficos, algo que ayuda mucho.
6.       Empieza el proceso de levado: en un cuenco ligeramente aceitado ponemos la masa y tapamos con un film o con un trapo humedecido. Tendremos que esperar de 30 minutos a una hora, dependiendo de la temperatura ambiente, hasta que doble su volumen. 
7.       Una vez haya fermentado la pasamos de nuevo a una superficie enharinada y apretamos suavemente para que pierda el exceso de gas. La cortamos en 2 o 3 porciones y estiramos con el rodillo (aquí es donde viene mi Odisea personal, por más que estiraba la masa se volvía al sitio, se pegaba… no quería echarle mucha harina para que no se endureciera… total que nerviosita perdida acabó pasando el rodillo mi chico, con mucho más arte y paciencia que yo) hasta que quede una base más o menos fina.
                Para el levado utilicé un pequeño truco que encontré por ahí ya que mi cocina estaba bastante fría, nos habíamos puesto bastante tarde a hacer la pizza… total, que encendimos un ratito el horno a unos 30º lo apagamos y metemos dentro el bol tapado con un trapo. AL cabo de media hora habrá doblado la masa su volumen.
Ahora vamos con las pizzas. La primera, de jamón, bacon y queso nos quedó con una forma un poco rara, la otra la hicimos rectangular, del tamaño, aproximado, de la bandeja del horno y quedó mucho más atractiva a la vista. La preparación ahora es ya muy sencilla. Extendemos una capa de tomate frito, una buena capa de queso mozzarella y los ingredientes que queramos más por encima. Cuando terminemos, un buen chorrito de aceite de oliva, espolvoreamos orégano y ¡al horno!
                La cebolla caramelizada se puede hacer de varias formas y yo me decanté por la más rápida: en una sartén ponemos una buena cantidad de aceite (que no llegue a cubrir la cebolla pero que tampoco se quede como si fuera solo para saltear) y la ponemos a fuego bajo. Cuando empiece a dorarse un poco añadimos un par de cucharadas de azúcar o de miel y la dejamos un poco más, hasta que se dore y el aceite adquiera una consistencia más espesa. Cuando montamos la pizza pusimos sobre la mozzarella una capa de cebolla, el queso brie, unas lonchitas de jamón y algo más de mozzarella por encima junto con un chorrito de tomate. De esta nos sobró una buena porción y la dejamos para ver cómo estaba al día siguiente: fría, como si se tratara de una coca salada, estaba muy buena también.

Y os dejo ya, que ¡menuda entrada más larga para solamente explicar la receta! Espero volver pronto por aquí porque aunque publico poco os puedo asegurar que sí que sigo cocinando, de hecho se me empiezan a amontonar las recetas para publicar.

¡Salud y buen provecho!

6 comentarios:

  1. Que rica la pizza....esta noche para cenar estaría genial, guardanos un trozo,ok??

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Madre mia!!que pinta y lo de la cebolla caramelizada tengo que probarla porque debe de darle un toque,ummm!!estupenda,muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. Si hoy no quieren cocinar, no se priven de las buenas opciones que hay de pizza delivery en zaragoza: http://guia.just-eat.es/lugares/zaragoza.html

    ResponderEliminar
  4. Hola! hemos creado esta página http://www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar dinero con ellas, damos premios al acabar el mes y ahora hemos comenzado un concurso para Abril en nuestro blog www.blog.cazarecetas.com. Nos gustaría que participases. Te invitamos a que le eches un vistazo y que te unas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Que pizza mas deliciosa!! La verdad es que tiene super buena pinta :) si tienes ganar de provar algo diferente, te recomiendo la receta que usamos en mi casa:
    http://miscajonesdesastres.blogspot.com.es/2012/07/una-pizza-diferente.html
    La masa se hace sin levadura, así no tienes que esperar a que suba ni nada, y esta riquisima :D

    De tu pizza me anoto la cebolla caramelizada mmmm que pinta!! jejeje

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Perdon, el link es este:
    http://miscajonesdesastres.blogspot.com.es/2011/10/pizza-sin-levadura.html

    jajajaja fallo mio

    ResponderEliminar