domingo, 24 de noviembre de 2013

Crema de calabaza al curry

Hoy os pongo una crema de calabaza para tomarla calentita, muy otoñal y reconfortante. Sumamente cremosa, el toque del curry eleva y potencia su sabor en un contraste de sabores dulzones y especiados, pero apta solo para quienes les gusta mucho la calabaza. Eso sí, mejor consumirla recién hecha y en pequeñas cantidades (sacia fácilmente), porque con el paso de los días aumenta el sabor de la calabaza y solo sabe a ella, resultando demasiado dulce para ser un primero. 



Ya veréis qué fácil es de preparar, lleva un ratito arreglar la calabaza, pero luego vale la pena, sale una buena cantidad y si no queremos tanta, podemos aprovechar la otra mitad para cualquier otra cosa que se nos ocurra. El método de cocción consigue que no se queden las vitaminas y cosas buenas en el agua que luego, inevitablemente, acaba yéndose en gran parte por el fregadero. Se consigue no solo conservar mejor las cualidades de este alimento sino también el color, que mantiene en toda su potencia en un brillante color naranja.

 La receta, o más bien la idea, la tomé de uno de los programas de Hoy cocinas tú, de uno de los de Isma Prados, un cocinero que vengo siguiendo desde bastante joven y cuyos programas casi siempre veo. Tomé la idea de la cocción, y creo que añadir queso brie que sugiere él u otro tipo de queso cremoso y con un sabor potente puede darnos resultados geniales, pero yo lo preparé con lo que tenía por casa, a mi gusto, y esta vez quería que la calabaza fuera la protagonista.

Para otras recetas con calabaza os recomiendo esta mermelada, que está para chuparse los dedos. Para más... pronto ampliaremos el recetario.

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 1 calabaza mediana de las de forma de cacahuete, aproximadamente 2 kg.
  • 1 patata mediana tirando a grande o 3 pequeñas
  • Aceite
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Una puntita de cucharilla de café de curry
  • 2 quesitos cremosos (podéis ponerlos light que no se nota)


La ELABORACIÓN paso a paso:

1. Pelamos, limpiamos y troceamos la calabaza en cubitos uniformes de 2x2 cm aproximadamente. Es importante que sean uniformes para conseguir una cocción uniforme, pues no los vamos a hervir.

2.  Ponemos al fuego medio una cazuela baja y grande, añadimos un par de cucharadas o tres de aceite de oliva y cuando este esté caliento añadimos la calabaza. Hay que dejarla que se dore, removiendo constantemente para que sea un dorado uniforme, pues al ser gran cantidad no todos los dados quedan en contacto con la superficie.

3. Cuando dore la calabaza y empiece a estar tierna añadiremos las patatas, que habremos pelado y laminado previamente. En cuanto a las láminas, lo mejor es que sean lo más finas posibles para que se cuezan rápidamente.

4. Salpimentamos al gusto (cuidado con la sal en este punto, pues hay que tener en cuenta que el gusto final de lo que estamos cocinando siempre es dulzón y puede hacer que añadamos un exceso de sal que luego cambiaría los sabores) y tapamos ente 10 y 20 minutos a fuego bajo, hasta que la patata esté tierna. A mitad de este paso habremos añadido el curry, al gusto también, mi cantidad es orientativa, pues no quería que predominase su sabor y es por eso solo un toque .Si fuera necesario, añadimos 3 o 4 cucharadas de agua para ayudar a la cocción de la patata.

5. Pasamos la calabaza y la patata a un cuenco grande o una olla, añadimos los quesitos en trozos y  trituramos. Atención: aunque primero parezca que la crema va a quedar grumosa, tras un rato batiendo tomará la consistencia deseada. Siempre podemos ayudarnos añadiendo un chorrito de agua caliente (mejor agua que caldo para que no cambie el sabor).

¡Qué aproveche!


1 comentario:

  1. me encantan las cremas de verduras, y esta tiene una pinta que se sale, un beso!

    ResponderEliminar